Las artesanas protegemos el bosque, no lo destruimos.

Las artesanas protegemos el bosque, no lo destruimos.

“Las artesanas protegemos el bosque, no lo destruimos”, fueron las palabras de doña Adelaida García, artesana originaria de Yamaranguila, Intibucá que elabora diversidad de productos con la hoja de pino.

Para ella la creatividad no tiene límites, hace adornos, canastas, aisladores de calor, joyeros, aritos, pulseras, fruteras y muchos productos más. Combina la hoja de pino con madera, barro e hilo de diversos colores y puntadas.

“Me gusta hacer esto, me da la oportunidad de ganar dinero” expresó doña Adelaida quien hablaba mientras tejía. “Mire, este trabajo es aprendido, no es así nomas, además no es cualquier material que usamos, lo escogemos, no es cualquier hoja ni cualquier palo que nos sirve”, nos explicó con una sonrisa.

Tejer, diseñar, crear, convertir las ideas en un producto, colocar en cada puntada el arte, hacen de esta actividad una valiosa experiencia. La cantidad de horas de trabajo que dedica cada mujer a transformar los recursos que el bosque deja, hace que cada una de estas piezas se convierta en productos de alto valor.

En este caso las mujeres de La Paz están trabajando de manera organizada en la transformación de la acícula de pino, gracias a la función que realiza CATIE, en una acción del Proyecto Modernización del Sector Forestal (MOSEF) y del Instituto de Conservación Forestal y Vida Silvestre (ICF), con fondos de la Unión Europea.

Mosef impulsa y apoya las iniciativas sociales de producción y conservación de los recursos forestales. Por ello desarrolla trabajo con diferentes Mipymes del sector forestal como transformadores de la madera y otras.

 

Deja una respuesta