Con importantes testimonios cierra Subvención Protección Forestal Participativa en San Ignacio.

Con importantes testimonios cierra Subvención Protección Forestal Participativa en San Ignacio.

Recientemente se llevó acabo el evento de cierre de la subvención Protección Forestal Participativa en San Ignacio, Francisco Morazán, una de las acciones que ejecuta el Instituto de Conservación Forestal (ICF) a través del Proyecto Modernización del Sector Forestal (EuroFor MOSEF) con fondos de la Unión Europea y del Gobierno de Honduras.

En el evento hubo participación de autoridades locales, ICF, MOSEF y de las liderezas y líderes comunitarios, quienes tuvieron la oportunidad de dar a conocer sus opiniones sobre la ejecución del Proyecto en la zona.

El Alcalde Municipal, Hedman Hidalgo en su participación agradeció el apoyo brindado al Municipio, dijo que las diferentes actividades “tienen un impacto muy positivo no solamente en términos de infraestructura sino en cambios de comportamiento, ver de forma distinta lo que es el problema del bosque en San Ignacio. Todas esas herramientas que nos quedan como municipio para continuar con estos procesos son los que darán la sostenibilidad”.

En esta experiencia “tuvimos una participación impresionante de mujeres, no me lo imagine, un ejemplo es El Escano de Tepale donde el 80% de las personas que trabajaron en reparación de caminos fueron mujeres, era impresionante, estamos muy satisfechos de esa participación, incluso es una actividad que vamos a continuar año con año pues estamos dejando en nuestro presupuesto suficientes recursos municipales para darle sostenibilidad a esto”, expresó el Hidalgo.

El Alcalde se refirió a todas las actividades que ejecutó la subvención entre ellas, destacó que se hizo “un plan de protección forestal en el que involucramos a los municipios vecinos para que ellos formen parte de la protección de los bosques porque la mayoría de los incendios que tenemos aquí generalmente son iniciados en los municipios vecinos”.

El eventó contó con testimonios de la población beneficiaria, uno de ellos fue el de Reyna Gamero, tesorera de la Junta de Agua, quien expresó su agradecimiento al Proyecto MOSEF y a la Unidad Municipal Ambiental. “Nos llevaron de la mano en todos los procesos, la junta de agua se involucró incluso en el proceso de la detección del gorgojo del pino, nos llevaron a la parte alta del cerro para que viéramos como estaba la zona donde está la cuenca, la fuente de agua, para ver qué acciones debíamos tomar para resolver”.

“Trabajamos como Junta de Agua en el aporte económico de algunas personas que enviamos a trabajar en el apagado de fuego, también en los procesos de reforestación y delimitación de las micro cuencas”.

Según Gamero la capacitación que recibieron con el Proyecto fue muy buena experiencia, “no nos hicieron a un lado”, para ella fue muy importante el hecho de que “se nos capacite para hacer frente al cambio climático y en temas que tenemos que saber como comunidad para darle continuidad a las acciones del Proyecto, tenemos capacidades adquiridas y tenemos que continuar con esta labor”.

Finalmente Gamero expresó “las junta de agua agradecemos el apoyo recibido por el proyecto y las oportunidades que se nos dieron para capacitarnos y poder colaborar mejor en nuestras comunidades, el Proyecto tuvo un gran efecto en las mujeres, se le está dando fortalezas y las mujeres nos hemos involucrado”.

Otra de las disertantes en el evento fue Rosa Amalia Licona, habitante de El Escano de Tepale, quien explicó que en esa comunidad el trabajo “se inició con mujeres, se hiso la apertura de calles con acceso al bosque para que las brigadas de control de fuego pudieran entrar al bosque”.

Como parte del trabajo “se hiso delimitación de las micro cuencas y está en proceso la declaración, tuvimos diferentes capacitaciones, entre ellas delito y pena forestal, cómo cuidar el bosque y otras”

Con mucha emotividad Licona expresó que “tenemos un vivero, en el cual participaron 150 familias, una actividad de mujeres, solo hubo participación de 5 varones que fueron los que hicieron el plantel y los que fumigaron. En este vivero plantamos 10 mil plantas, entre ellas maderables, frutales y ornamentales, caoba cedro laurel, Guanacaste, tamarindo, papaya, flores, y palmera. Estas plantas fueron donadas a los campesinos de la comunidad, fuimos visitando a todas las personas que tienen terrenos para donarles las plantas”.

Según Licona en la reforestación de las micro cuencas participaron el Centro Básico, el Kínder, los grupos organizados y las iglesias, la Juta de Agua.

Licona concluyó diciendo “estamos muy agradecidos, aprendimos, ya estamos capacitadas para hacer nuestro propio vivero, solo necesitamos la semilla, ya podemos desarrollar un vivero y le pedimos al doctor que municipalice los vivieros para que esto genere empleo a las mujeres. Agradecemos a la Unión Europea que nos dio ese gran grano, no es granito, es grande, y esperamos que vengan otros proyectos a nuestra comunidad”.

La Subvención tuvo actividad desde junio de 2014 en el marco de las actividades de MOSEF, que tiene como objetivo principal Mejorar la gobernabilidad del Sector Forestal,  Áreas Protegidas y Vida Silvestre en Honduras. Entre sus resultados esperados se contempla dejar desarrolladas y reforzadas las capacidades institucionales de los gobiernos locales para asumir la admiración de sus territorios. Para ello se insertan métodos y experiencias piloto a nivel municipal que ayuden a la gobernabilidad del territorio y se asegura la participación de todos los actores y el empoderamiento de las autoridades locales.

ZWZ

Deja una respuesta